martes, 14 de enero de 2014

Gula: mi primer corto de animación 3D


Al fin he terminado el proyecto final de la asignatura Animación 3D (I). Como habréis podido leer en anteriores entradas, el trabajo consistía en realizar un corto en 3D con un personaje no humano, de forma individual. El protagonista de este corto es un cubo de basura hambriento que busca, en la oscura y solitaria calle, basura con la que alimentarse. Consigue encontrar su preciado alimento, pero antes de precipitarse, mira a ambos lados de la calle, a ver si hay moros en la cosa: es sabido que comer basura no está bien visto. Al ver que está despejado, se abalanza sobre su presa.

Como he comentado, El objetivo del proyecto era modelar y animar un personaje no humanoide en un entorno creado para la ocasión. Debía realizarse todo el proceso creativo: arte conceptual, 'storyboard', y planificación diversa, además de modelado poligonal, 'shading' y, por supuesto, animación.

En referencia al arte conceptual, traté de inspirarme en los contenedores de basura orgánica del Ayuntamiento de A Coruña. Con esta idea en la cabeza, desarrollé algunos bocetos preliminares. No obstante, el objeto final varió sutilmente con respecto a esta primera aproximación:

Concept Art (click en la imagen, para agrandar)

El siguiente paso fue la planificación de "rodaje" con el 'storyboard'. Mi idea era la de representar a un cubo de basura solitario y hambriento. Es esa la razón por la que no hay nadie en la calle. Para reforzar esta idea, buscaba una iluminación muy específica: focos que iluminaran el camino del protagonista, pero sin aportar detalles adicionales sobre el entorno. Esta estrategia también sirvió para aumentar la relevancia de la acción que se desarrolla. Del 'storyboard' original se tomaron la mayor parte de los planos, pero se cambiaron el primero, el antepenúltimo y el último con el fin de mejorar la narrativa.

Storyboard (click en la imagen para agrandar)
La siguiente etapa del desarrollo -el modelado- fue muy a la par de las primeras pruebas de animación. En principio había pensado en añadir un esqueleto al personaje, pero posteriormente pude comprobar que la aplicación de deformadores funcionaba mejor. Así pues, apliqué un 'squash' (para los movimientos de encogimiento/estiramiento), un 'bend' (para los movimientos de inclinación) y un 'twist' (para los movimientos de torsión de la "cabeza"). Una vez comprobado esto y terminado el modelado, creé una animación provisional (sin ponderar todavía 'timing') para obtener una idea previa:


A continuación era el momento de llevar a cabo el montaje del 'set'. Había que montar un decorado para que el cubo tuviera un entorno en el que moverse. Lo más importante era la iluminación y la carretera, por lo que, en un  principio, creé una carretera con varias farolas. De este modo, simularía la iluminación y obtendría una idea aproximada del resultado final. Añadí a las farolas, 'spotlights' con algo de neblina para simular un ambiente algo "sórdido". Apliqué la animación que había creado anteriormente para probar la luz. También añadí una esfera poligonal con un material 'phong' para "simular" la bolsa de basura. Este fue el resultado:


El siguiente paso fue colocar algunos edificios, aceras y algún que otro 'asset' para terminar la calle. Deformé la esfera 'phong' que había creado, hasta convertirla en una bolsa de basura:

Bolsa de basura (click en la imagen para agrandar)
Para terminar, borré la animación que había creado previamente y desarrolle una nueva animación calculando el 'timing' del personaje (quería dar apariencia de "torpe y pesado"). Añadí la animación completa en la que interactúa con la bolsa de basura y finalmente coloqué las cámaras y realicé el montaje audiovisual. El render llevó unas 15 horas, con un total de 1260 fotogramas (a 25fps). Se renderizó en 'mental ray' con calidad de producción ("2 max. sample level" como parámetro más significativo). Finalmente añadí algo de música 'jazz'; un género que creo que funcionaba muy bien con la temática del corto.

Para acabar, quisiera dar las gracias a mi hermano, Jorge Peral, por sus consejos durante todo el proceso.

Espero que hayáis disfrutado de este pequeño corto. ¡No será el último!

No hay comentarios:

Publicar un comentario